jueves, 22 de abril de 2010

RED ELÉCTRICA ESPAÑOLA EN BUSCA DE SUS INTERESES

REE dice que busca el camino más verde para llegar al mismo punto: el máximo porcentaje de beneficio sobre sus infraestructuras.
Sólo se lo creen quienes lo alimentan, los partidos en el poder o en la poderosa oposición: PSOE y PP. Junto con sus coaligados en los gobiernos autonómicos de Aragón y Cataluña, que en "petit comite" dicen verde y en las mesas de decisión se bajan los pantalones, y que son: el PAR en Aragón y Esquerra Verds y ERC en Cataluña.
Todos nos mienten, buscan su interés principal en detrimento del general.
Un comentario magnifico aparecido a cuenta de la noticia anteriormente linkada, os la copio y pego por su claridad:



Carlos González Sanz
Todo esto es una auténtica vergüenza: por parte de REESA se insiste en un proyecto desestimado nada menos que por el Tribunal Supremo en dos ocasiones cambiándole simplemente el nombre (es la nueva reedición de la Graus-Sallente). Además, se trata de una línea de 400.000 voltios que sólo sirve para transportar electricidad y venderla obteniendo el máximo beneficio (esto es, convierten al Cinca Medio, La Ribagorza y el Pallars en el territorio elegido para hacer pasar una línea peligrosísima para la salud de las personas y el medio ambiente sin que deje el más mínimo beneficio para ninguno de los territorios por los que discurre, ya de por sí desfavorecidos). Además, cuando aún no se ha iniciado el proyecto en sí, lo dan por hecho pese a la oposición unánime de las Cortes de Aragón, la DPH y la población afectada, en lo que sólo puede denominarse un acto de despotismo puro y duro). Por parte de los alcaldes, da auténtica vergüenza que no inviten nunca a participar en el proceso a la Plataforma Unitaria contra la Autopista Eléctrica Peñalba-Monzón-Isona (que funciona desde el 13 de diciembre del 2008), que, por contra, siempre ha tratado de contar con ellos en sus reuniones y asambleas. Estos mismos alcaldes ocultaron la información del proyecto a la población y ahora, por lo que se ve, sólo quieren saber cuándo y por dónde va a pasar la línea, es decir, la dan por hecha también ignorando que es técnicamente imposible que dadas sus características no suponga, pase por donde pase, un auténtico atentado contra el medio ambiente. Ignoran además olímpicamente la oposición frontal de la población (a la que, por otra parte, siguen sin informar). Ignoran, por añadidura, que para muchos pueblos de la Baja Ribagorza y el Pallars supone una sentencia de muerte a corto o medio plazo ya que, en el mejor de los casos, semejante infraestructura (absolutamente innecesaria y antieconómica, salvo para el beneficio de la empresa que monopoliza el transporte eléctrico y defiende sus proyectos con falacias insostenibles) acabará con el único patrimonio que les queda a estos pueblos, el medio ambiente, para poder sobrevivir a una lenta pero inexorable sangría de población. No les importa a ninguno acabar con un puñadito de votos y con pueblos enteros, como La Puebla del Mon, que podría ser sobrevolada por cables de 400 KV. Lo único que quieren es reaprovechar las torres de la antigua Aragón-Cazaril, que siguen en pie después de dos décadas pese a las sentencias del Tribunal Supremo antes citadas y pese a que el Gobierno Francés indemnizó en su día a REESA para compensarles por su instalación tras desestimar la Aragón-Cazaril.

No hay comentarios:

Publicar un comentario